Matías Sánchez Medina, Regional Manager Levante & Sureste & Agro de Unique

Hola Matías, casi todos en Dirección Humana te conocemos, pero ¿Puedes resumir brevemente tu posición en Unique así como tu trayectoria en la compañía?

Entré en 2002 en la empresa CREYF’S, la cual pertenecía al Grupo SOLVUS de origen belga. Las funciones por entonces era la dirección de la división Agroindustria en España.

Posteriormente y tras la compra del Grupo SOLVUS por parte del Grupo USG People con sede en Almere (Holanda)  asumí la dirección de la región de Murcia, más tarde Levante y la división Portuaria. Esto implica la gestión de 22 oficinas y 50 personas repartidas entre Levante, Andalucía y los puertos de Valencia, Cartagena, Almería, Motril, Gijón y Avilés.

En estos tiempos que corren se habla que para mejorar la competitividad es necesario pasar por una mayor productividad: en este sentido hay quien cree que se puede mejorar la productividad (en grandes números) mediante recortes presupuestarios, y quien cree precisamente en lo contrario, es decir mediante la inversión y la innovación. ¿Qué opinas al respecto?

Está bastante demostrado, tanto en épocas de crecimiento como de recesión, que el ajuste de costes puede aumentar la productividad por un mero cálculo matemático, o sea, los recortes son mayores que la disminución de ventas, sin embargo el  aumento de la productividad, vía inversión en tecnología, procesos y profesionalización comercial, multiplica por ocho la rentabilidad basada en el recorte.

Hablemos también de otros dos conceptos que parecen opuestos: Contratación y Despido. Parece que los diálogos entre partes sociales se reducen más bien al concepto de “Despido”. Parece que el problema de facilitar el despido requiera más debate que otros en las mesas de negociación: ¿no te parece un contra-sentido en una coyuntura en la que quizás el mayor problema a resolver podría ser más bien como facilitar el empleo?

Partamos negando la mayor, la empresa va a despedir si no tiene demanda de sus productos o servicios, independientemente del coste del despido y lo hemos vivido durante los últimos tres años.

Lo que no es sostenible es la cantidad de contratos temporales que se gestionan, tanto por las empresas como por las agencias de colocación.

En los países del norte de Europa, donde estas agencias tienen mayor presencia en la gestión de la temporalidad, la tasa de desempleo está por debajo del 8%, por lo que sí coincido con lo repetido por muchas voces: si tenemos un modelo productivo de estructura temporal (agricultura, hostelería y construcción), no se puede crear empleo fijo, de ahí a que pensemos en el cambio paulatino de este modelo y que empezaría por un cambio radical en el modelo educativo, antes que en el laboral.

¿En definitiva, qué crees que facilita más el crecimiento: abaratar/facilitar el despido o abaratar/facilitar el empleo?

En la situación actual, lo prioritario es que fluya el cash, ya que habiendo ideas y proyectos se crea empleo, pero no sin circulante

¿Tienes alguna idea sobre los recursos de los que puedan disponer los Directores de RRHH para conseguirlo?

La situación de los directores de RRHH es compleja, ya que sus propuestas deberían ser bidireccionales, hacia los trabajadores y hacia el empresario, y el porqué lo he vivido en estos últimos años en empresas que han apostado por una inversión millonaria en procesos y medios, sobre todo en el sector portuario, que se ha traducido que con la misma plantilla se multiplique la productividad, amén de gestionar la motivación de los equipos para lograr el mayor compromiso, que como ya sabemos según la fábula del “plato de huevos con chistorra”, no es lo mismo compromiso que implicación.

Entrevista realizada por Roberto Crobu – Colaborador de Dirección Humana y de Socio Director de Öptima Coaching